En la antigua Grecia los hombres adultos que buscaban a un jovencito como amante eran hombres casados, con hijos, que solían frecuentar prostitutas. El gay maduro y el travestido eran considerados infames y castigados por la ley, que les impedía ejercer sus derechos como ciudadanos.

La cultura hindú considera la homosexualidad como algo negativo, de hecho los actos homosexuales están prohibidos en la India, aunque no el travestismo.

Los baños públicos eran un lugar de encuentro, y los intercambios de pareja eran muy utilizados. Como apunte original surge el amor platónico, que era el sentimiento, más espiritual que físico, que Platón sintió por su maestro, Sócrates; admiraba de él su inteligencia, su forma de ser… de ahí que hoy en día un amor platónico sea casi inexplicable por quien lo sufre. Por tanto, las relaciones homosexuales han estado presentes a los largo de toda la Historia.

Ocultas durante una época muy larga, que va del siglo X hasta el XVI, más o menos, en Francia se volvieron a retomar estas prácticas, pero eso sí, no con la libertad de a época clásica.

Por lo que a Oriente se refiere, las relaciones homosexuales han estado ahí latentes tanto en dinastías como en el pueblo llano. Aunque siempre llaman la atención las relaciones entre reyes y súbditos, etc. Incluso algunos dioses y divinidades tenían rasgos homosexuales.