Aquí tienes 6 hábitos que te ayudarán a vivir más sano. Son muy sencillos. Cada uno de ellos requiere menos de cinco minutos.

Saca el móvil de la habitación

A mucha gente le encanta quedarse 15 minutos mirando su móvil antes de dormir. El último repaso a las redes sociales, una charla nocturna, una noticia que nos despista, deja de hacerlo. Tener tu móvil cerca de ti te distraerá y te hará perder minutos valiosos de sueño. Además, si te vas a dormir nada más estar mirando la pantalla, la exposición afectará a tu calidad de sueño.

Respira

A veces es necesario parar, aislarse de todo y simplemente respirar. La ciencia también está de acuerdo. En un estudio, los investigadores dividieron a dos grupos de 20 adultos y mientras unos leyeron durante 20 minutos, otros hicieron 10 minutos de ejercicios de respiración. Por supuesto, los que estuvieron respirando tuvieron niveles mucho más bajos de irritación y estrés que los que no lo hicieron.

Medita

Ya conoces algunos trucos para mejorar la salud mental y deportes como el baloncesto nos ha enseñado la importancia de cuidarla utilizando todas las herramientas disponibles. Una de ellas es “Headspace”, una aplicación que te ayudará a comenzar rutinas de meditación. Sólo 10 minutos de meditación al día pueden mejorar nuestra capacidad de resolución de problemas. Además verás cómo reducen tus niveles de estrés y fatiga.

Lee 5 minutos antes de dormir

Leer más es uno de los típicos propósitos y ahora va a ser el sustituto ideal de tus 15 minutos de móvil antes de dormir. Un estudio de la universidad de Notre Dame reflejó que el mejor momento del día para leer es justo antes de dormir y que tu sueño y tu actividad diaria se beneficiarán de un pequeño rato de lectura en la cama.

Estira tu cuerpo

No nos referimos a ese movimiento que hacemos al salir de la cama, sino a un estiramiento real. Hacer unos ejercicios de estiramiento adecuados puede venirle muy bien al flujo de tu sangre en el cuerpo, activa tus músculos y es perfecto para evitar lesiones. Estirar mantiene tus músculos más fuertes, sanos y móviles. Sin ello, tus músculos se irán haciendo más pequeños y tendrás más opciones de lesionarte”.

Come más verde

Ser vegano podría salvar el planeta. Pero además comer más verdura en general debería ser una de tus prioridades: kale, quinoa, rúcula, brócoli… el verde está de moda y cada vez hay más variedad de opciones para comer rico y sano. Además es una fuente de vitaminas A, C, E y K y una dieta rica en verduras tiene menos posibilidad de sufrir enfermedades de corazón o estómago.