Facebook
Twitter

Category Archives: Curiosidades

El arnés

El arnés es una prenda que cada vez está más de moda en la cultura gay, capaz de sacar el lado sexy y picante, tanto de los fetichistas como de los más clásicos. Un arnés es una pieza, comúnmente de cuero, que rodea el torso con diferentes formas, grosores y colores. Aunque lo asociamos con el colectivo gay, puede encontrarse entre el resto de orientaciones sexuales.

Para entender el concepto de arnés, debemos remontarnos a los inicios del movimiento leather y la cultura gay en torno al cuero. La estética leather se originó en San Francisco en tiempos en los que la sexualidad gay era bastante clandestina, y los puntos de encuentro solían ubicarse en pequeños bares de ambiente. Algunos de ellos llevaron a muchos hombres a desarrollar su sexualidad y fetiches de diversas maneras que de otra forma no habrían sido posibles.

El cuero, hablando no solo de los arneses, es entendido por muchos como un símbolo sexual, que realza la virilidad y da forma a los cuerpos, por su tacto, su forma e incluso su particular olor. Los arneses, además, por su forma, funcionan como elemento restrictivo, y hay quien los relaciona con el bondage y la dominación. Aunque estéticamente puede parecer intimidante o agresivo, para muchos, llevar un arnés resulta sexy y ensalza la masculinidad, sin connotaciones fetichistas.

Los arneses se utilizan como accesorio para prácticas sexuales, pero también como complemento en ciertos contextos, desde fiestas de ambiente, reuniones fetichistas, o incluso como parte de un look de vestir. Recientemente pudimos ver a los bailarines de la actuación de Finlandia en Eurovisión, con arneses de cuero encima de sus chaquetas. Varios diseñadores de moda han incluido accesorios de cuero entre sus desfiles de alta costura, e incluso algún atrevido entre los fashion bloggers se lo pone por la calle. Hay arneses con forma de H, de X, asimétricos, los hay que cubren solo los hombros, y también los que abarcan otras partes del cuerpo. Se pueden complementar con brazaletes, collares y otros complementos a juego, piezas de metal, lencería u otras prendas.

El arnés clásico es de cuero y metal, aunque cada vez existen más tipos; de neopreno, de cintas elásticas, e incluso arneses con iluminación LED. Muchos siguen el código de colores gay, para identificar diferentes gustos o prácticas. Pero cada vez es más común encontrar a quien los lleva simplemente por estética, sin que tengan connotaciones fetichistas independientemente del color. De hecho, aunque originalmente los arneses eran piezas de cuero muy caras y hechas a mano, cada vez hay más marcas que los fabrican en goma o plástico, con logotipos grandes y un aspecto más friendly.

 

La primera historia de amor gay

Según los historiadores, el poema de Gilgamesh es la primer historia de amor gay que se tiene documentada.

La historia es de la antigua Mesopotamia, actualmente Iraq, específicamente la zona que se encuentra entre los ríos Tigris Eúfrates.

 Este texto, un epopeya, considerado el más importante de Mesopotamia, se narra la vida de Gilgamesh, un rey considerado semi dios.

Al comienzo, Gilgamesh era un rey egoísta, arrogante y cruel, razón suficiente para que los dioses enviaran un enemigo que lo humillara.

Los dioses crearon a Enkidu, criatura salvaje que merodeaba los bosques y que fue cambiando de forma al cohabitar con una mujer, haciéndose semejante a los hombres.

Enkidu busca a Gilgamesh para matarlo, sin embargo, al ver que ambos poseían la misma fuerza y habilidad, comienzan una relación de amistad entre ambos.

Se convirtieron en compañeros de batallas, hasta que después de haber matado a otro dios, éstos deciden la muerte de Enkidu.

Gilgamesh llora la muerte de su compañero y busca la vida eterna para entregársela a su compañero. Después de muchos conflictos Enkidu regresa del inframundo para encontrarse con Gilgamesh.

 

Reglas si tienes un amigo con derecho a roce

Hay que dejar unas cosas en claro si tienes un amigo con derecho a roce. Estas son las reglas de este tipo de relación. Antes de que vayas a involucrarte en una de estas relaciones, que suelen ser muy buenas, pero confusas debes saber algunas cosas.

No se pide exclusividad

A ver, son amigos y nada más. Sí, tienen ciertos privilegios, pero esto no hace que no pueda tener otras amistades con los que también tenga sus encuentros cercanos.

Siempre deben usar condón

No hay excusas, si uno de los dos no quiere seguir esta regla, mejor digan adiós. Siempre que se avienten un palito deben cuidarse, sin excepción.

Los celos están prohibidos

¿De qué te pueden dar celos, de que tenga más amigos? Acuérdate de que no son pareja, solo están ‘faltándose al respeto’ en la cama. Y tu amigo tampoco puede darte celos.

Eviten el romanticismo y la cursilería

¿Por qué? Pues porque no son novios, por eso. Además esto puede provocar que la amistad tome un rumbo que no es y arruinar todo.

No deben actuar como si fueran pareja en público

¡Entiende! A ver, repite después de nosotros: «No es mi novio y no somos pareja, solo somos amigos con derechos». Nada de hacer esto ‘para llevarse mejor’, solo arruinarán la relación.

Esperen varios días antes de verse

La ventaja de tener un amigo con derechos es poder saciar ‘las ansias’ cuando hace falta. Si se ven muy seguido la amistad se volverá monótona. Así qué chiste.

Limítense a ‘los derechos’

Recuerda que es tu amigo con derechos, no tu mejor amigo. Si lo que quieres son noches de ver películas y cariñitos entonces busca un novio. En esta relación están para darse pasión, no amor.

No enamorarse

Bueno, esto no es una regla, es más bien un consejo para que una relación de amigos con derechos funcione. Sin embargo, en muchas ocasiones las personas se pasan por el Arco del Triunfo esta recomendación y terminan bien clavados.

 

En la Grecia clásica tener sexo entre los soldados era habitual

De acuerdo con escritos que han sido trasmitidos a través de la antigüedad e investigados por historiadores, mientras más servías a tus semejantes, más fuertes crecían tus enlaces masculinos. En términos de supervivencia, la vinculación entre hombres se consideró de suma importancia. Quizá por ello, en la era de los espartanos la homosexualidad no se consideraba un pecado. De hecho, las relaciones íntimas entre hombres eran comunes y bien vistas por la sociedad.

Curiosamente, esto fue mucho antes de que naciera el cristianismo y en un momento en que la sexualidad humana no se veía a través del lente del prejuicio de hoy en día. Sobre el tema, los investigadores nos dicen que una vez que un hombre cumplía 20 años, era elegible para alistarse en el ejército espartano. Pero lo curioso era que los hombres del ejército debían ser siempre solteros, ya que a los hombres se les prohibía casarse hasta que cumplieran 30 años.

Los historiadores no están seguros de por qué existió esta regla, pero muchos creen que los líderes antiguos no querían que sus combatientes estuvieran cargados con familias. En cierto modo, esto tiene sentido. Es difícil empuñar una espada contra tus enemigos si tu cabeza está en otro lado. Debido a que no podían tener relaciones matrimoniales con mujeres, muchos hombres espartanos lograron satisfacer sus “necesidades” con sus compañeros soldados.

El espíritu militar de la antigüedad fomentó los actos homosexuales entre los combatientes, pues se creía que las relaciones íntimas fortalecían los lazos guerreros. En otras palabras, era más probable que confiaras en tus compañeros soldados y lucharas más para protegerlos cuando compartías una relación sólida con ellos.

En el caso de los Espartanos, a los hombres se les preparaba para el ejército desde los 7 hasta los 20 años, comiendo y ejercitando sus cuerpos para ganar volumen y masa corporal, altamente útil durante los combates. En Esparta, sólo los más musculosos entraban al ejército. Así las cosas, los soldados eran hombres monstruosos con enormes bíceps, enormes pectorales y enormes nepes… Y esto último no es exageración pues en aquella época se creía que los hombres con nepes “gigantescos” era guerreros naturales creados por los dioses.

Esparta finalmente caería del poder después de ser saqueada por los visigodos alrededor de 400 d. C. Pero su memoria permanece para siempre enraizada en los corazones y las mentes de las personas en todas partes. Si bien estos poderosos soldados a menudo son recordados por su fortaleza y coraje, debemos recordar que gran parte de su éxito estuvo directamente relacionado con los rituales de unión que tuvieron lugar entre los luchadores.

A diferencia de hoy, las relaciones íntimas entre hombres no era mal vista.

Curiosidades sexuales

En la antigua Grecia los hombres adultos que buscaban a un jovencito como amante eran hombres casados, con hijos, que solían frecuentar prostitutas. El gay maduro y el travestido eran considerados infames y castigados por la ley, que les impedía ejercer sus derechos como ciudadanos.

La cultura hindú considera la homosexualidad como algo negativo, de hecho los actos homosexuales están prohibidos en la India, aunque no el travestismo.

Los baños públicos eran un lugar de encuentro, y los intercambios de pareja eran muy utilizados. Como apunte original surge el amor platónico, que era el sentimiento, más espiritual que físico, que Platón sintió por su maestro, Sócrates; admiraba de él su inteligencia, su forma de ser… de ahí que hoy en día un amor platónico sea casi inexplicable por quien lo sufre. Por tanto, las relaciones homosexuales han estado presentes a los largo de toda la Historia.

Ocultas durante una época muy larga, que va del siglo X hasta el XVI, más o menos, en Francia se volvieron a retomar estas prácticas, pero eso sí, no con la libertad de a época clásica.

Por lo que a Oriente se refiere, las relaciones homosexuales han estado ahí latentes tanto en dinastías como en el pueblo llano. Aunque siempre llaman la atención las relaciones entre reyes y súbditos, etc. Incluso algunos dioses y divinidades tenían rasgos homosexuales.