Facebook
Twitter

Category Archives: Sexo

Consejos para tener sexo en el agua

Todos fantaseamos con tener sexo en el agua, no es para menos, las zambullidas nos hacen creer que el sexo fue inventado para hacerse bajo el agua: en una alberca, en un jacuzzi o un océano turquesa, todo fluye, resbala y se encamina como es debido.

Es cierto: el agua relaja, descongestiona, refresca y revitaliza. El sexo en el agua constituye, sin duda alguna, uno de los mayores placeres sexuales para muchos de nosotros. El preservativo debe ponerse cuando el pene está completamente erecto y antes de entrar en contacto con el agua. De no ser así podría romperse, además de que ponerlo dentro del agua es realmente difícil.
Consejos:

Lubricación 

Si crees que el agua ayuda en este proceso, en algunos casos no ocurre.  Lo mejor es utilizar un lubricante de silicona (que no es soluble en agua) ya que permitirá que la penetración sea cómoda para ambos.

Sexo en la piscina 

Debes tener cuidado con el cloro del agua ya que puede provocar diversas infecciones. Evítalas tomando una ducha inmediatamente después de salir de la alberca.

Sexo en la ducha

La ducha es una excelente opción para tener sexo de pie, ya que de este modo ambos disfrutan el placer de mojarse sin que haya posibilidad de que entre exceso de agua en la zona genital. Lo ideal es tener algún apoyo para que ambos se sostengan y  contar con un tapete antiderrapante para evitar cualquier accidente.

Sexo en el mar

El agua salada y la arena pueden provocar irritación e infecciones en la piel. Lo más recomendable es tener relaciones en la playa, colocando una toalla o manta que les proteja sus zonas íntimas de la arena.

Uno de los mejores consejos sexuales sigue siendo recordar que el camino es mucho más interesante que la meta.

Tres cuartas partes de los españoles que usan masturbadores han mejorado sexualmente

Tres de cada cuatro hombres españoles confiesan que el empleo de juguetes eróticos pensados para este género han sido decisivos para mejorar en sus encuentros sexuales en pareja. Un estudio ha llegado a esta conclusión tras consultar al público masculino que descubre sus masturbadores masculinos sobre el uso de estos artículos de recreación sexual, con los masturbadores masculinos como punta de lanza de este sector en auge como método eficaz para mejorar sus encuentros sexuales.

Más allá de la simple recreación

Aunque muchas personas que no han probado estos productos o que no han logrado comprobar sus grandes propiedades piensen que se trata de un instrumento que sólo sirve para gozar de experiencias sexuales en soledad, lo cierto es que sus beneficios van más allá: además de que pueden contribuir a alcanzar un clímax similar al que se consigue en pareja, supone una ayuda a modo de entrenamiento y práctica para los encuentros reales. De esta forma, el auge de estos artículos es ya un hecho y se ha convertido en un fijo en los dormitorios de muchos españoles, tanto aquellos solteros como en pareja.

La constante búsqueda del realismo

El realismo ha sido siempre la gran añoranza de los responsables de la elaboración y venta de los juguetes eróticos que han estado siempre presentes a disposición de quienes buscan una experiencia placentera junto a ellos. Las texturas y los formatos que presentan estos productos en la actualidad permiten la recreación realista de escenas con las que siempre has fantaseado, acercando a quienes hacen uso de ellos a ese momento tan deseado.

El confinamiento ha provocado el triple de ventas de juguetes sexuales

Esta tienda de juguetes eróticos ha constatado el fenómeno de los masturbadores masculinos también durante la etapa de confinamiento en la que entró España en el mes de marzo, durante la cual la venta de juguetes sexuales, incluidos los destinados al público masculino, se ha triplicado respecto al mismo período de 2019. La búsqueda de nuevas experiencias en el encierro de los ciudadanos es una de las claves para entender este crecimiento en los últimos meses.

Acaba con la masturbación tradicional

Las técnicas monótonas y convencionales pueden ser historia con la adquisición de masturbadores masculinos, con los que se diversifican las funciones y propiedades de este momento tan íntimo. Los artículos que copan el mercado en la actualidad cuentan con las características más adecuadas para conseguir el realismo que se persigue con ellos. El tabú ha sido otro de los aspectos que más han influido en este sector pero el cambio de hábitos, la proliferación del comercio online o la búsqueda de nuevas experiencias han sido algunas de las bases de su expansión en los últimos tiempos. Además, las empresas dedicadas a esta actividad cuentan con estrictos protocolos de seguridad y discreción, así como promociones que impulsan la actividad, como cupones de descuento de 5€ en la primera compra. La entrega se realiza con todas las medidas necesarias para prevenir contagios y los paquetes no ofrecen ninguna información a simple vista sobre el contenido de los mismos, por lo que se mantendrán ajenos a miradas indiscretas, una de las prioridades de sus usuarios.

Los heterosexuales son los que más gozan con el porno gay

Si nos ponemos analizar estadísticas, veremos que teníamos una visión muy equivocada sobre las preferencias pornográficas de los hombres heterosexuales. Los hombres no siempre quieren ver escenas XXX dónde una pareja convencional mantiene relaciones sexuales sin más, ellos buscan contenido diferente de calidad con temáticas muy diversas a las que podríamos imaginar.

Gran parte de la población acepta haber visto alguna vez vídeos porno gayTodos los seres humanos somos curiosos por naturaleza y actuamos por impulsos, eso significa que todo aquello prohibido siempre nos ha llamado más la atención. Es muy probable que alguna vez en la vida hayamos recurrido al porno para conseguir un máximo nivel de excitación, o porque queremos satisfacer nuestras necesidades sexuales de alguna forma o porque nos apetece curiosear sobre un tema que actualmente aún se considera como un tabú. Sea por el motivo que sea, esto no es una ciencia matemática donde dos más dos son cuatro, aquí no hay nada exacto y para gustos colores. Con eso nos referimos a que no es pecado que un hombre con pareja sienta excitación mirando porno gay. y tampoco significa eso, que en realidad, sea un gay frustrado que no ha salido del armario. Los hombres heterosexuales pueden tener gustos o preferencias pornográficas distintas a las habituales sin necesidad de cambiar su orientación sexual. Simplemente que a veces para llegar al orgasmo, es necesario salir de lo convencional buscando otras perversiones o tendencias sexuales no habituales.

En definitiva, que te guste mirar sexo gay no implica que seas homosexual. El porno en general está hecho para dar placer aquellos que lo consumen, sin tabúes ni remordimientos. Se puede tener unos gustos a la hora de consumir porno pero luego no necesariamente tienes que tener sexo con un gay. El hombre heterosexual, busca inhibirse en una nueva experiencia y buscar su máximo grado de excitación mirando vídeos, imágenes o contenido gay sin serlo. Lo único que pretende es cubrir sus necesidades buscando el placer fuera de lo normal y convencional.

Dilatar el ano para una buena penetración

Te damos una serie de consejos para ayudarte en ese proceso de dilatación.

Antes de llegar a los preliminares en el encuentro sexual, puede existir una fase previa en la que puedes ayudar a que la situación se caliente. Imaginémonos la situación: eres un activo que entra en ChicosContactoChicos buscando un pasivo para una noche de sexo. Encuentras a uno que te atrae y parece que hay química. Puedes escribirle diciéndole las cosas que te gustaría hacerle o comentándole las ganas que tienes de hacérselas o diciendo que tu pene se muere por estar dentro de él. Ese tipo de mensajes y juegos previos harán que el pasivo se prepare para la acción, y ponerlo a tono antes del encuentro ayudará a que abra su mente y su culo.

Los preliminares, ahora sí

No todo es llegar y penetrar. Antes tendrá que haber halagos, besos, caricias… a un pasivo le gustan más cosas que se la metan y ya. Hay determinadas prácticas que ayudan a la dilatación anal, como hacer un beso negro o introducir uno o varios dedos en el ano del pasivo, para que se vaya aclimatando y preparando para lo que vendrá a continuación. Si no te gustan estas prácticas, quizás deberías hacértelo mirar. No hay nada más excitante en ese momento que ver que tu lengua hace que se retuerza y gima. Esa excitación contribuirá a la relajación de los músculos de la zona, y la relajación es imprescindible para una buena dilatación anal.

Lubricación, por favor

Te lo decíamos al principio: el ano no se lubrica solo de manera natural y va a necesitar ayuda externa. Hay quien considera que un poco de saliva y los resultados del beso negro son suficiente lubricación, pero no siempre es así. Te recomendamos siempre utilizar algún lubricante con base de agua. Las marcas ya las conoces. Aplicar el lubricante es parte del sexo gay: échale o échate lubricante de manera sensual, con suavidad… que esa aplicación sea la continuación del encuentro, el paso que hay entre el beso negro y la penetración propiamente dicha.

Los dedos

En ese de la lubricación es fundamental meterle o meterle un dedo (o más). Puedes empezar poniendo bastante lubricante en el dedo índice, aplicarlo en el ano y alrededores y meterlo. El pasivo tiene que relajarse para que poco a poco el dedo penetre en su ano. Una vez dentro, hay que realizar movimientos circulares lentos y ayudar a la relajación y dilatación de la zona. Aplicad más lubricante y seguid abriendo el camino.

El momento de la verdad

Si todo ha ido bien hasta ahora los músculos del ano estarán ya relajados para que la penetración pueda producirse sin dolor. Si el pasivo está nervioso o tenso, pídele que se relaje y ve con mucha suavidad y cuidado. Si veis que el ano no está lo suficientemente dilatado, lo mejor será tomárselo con calma y no forzar una penetración brusca y dolorosa. Relax, besos, caricias y exploración anal… hasta que llegue la penetración. Buscad la posición más fácil para los dos: algunos prefieren a cuatro patas, otros de lado, pero la posición menos agresiva para el pasivo es que él se siente sobre el pene del activo y pueda controlar en todo momento la penetración. La penetración tiene que ser gradual para que el ano vaya adaptándose y esa sensación de incomodidad o dolor se transforme en placer.

Cosas que igual no sabías del sexo gay

Te contamos unas cuantas cosas sobre el sexo que puede que nadie te haya contado:

La primera vez casi siempre es muy rara

No es un momento cualquiera, pero tampoco esperes la mejor aventura de tu vida. Muchas primeras veces están llenas de tropiezos, momentos poco sexys y un poquito de vergüenza. No te estreses.

Masturbarse es bueno y saludable

Quizá ya no formas parte de la generación que escuchaba “si te masturbas te quedarás ciego” pero te tranquilizamos igual: el amor propio es muy sano y saludable, así que no dudes en hacerlo siempre que te apetezca.

Haz pis después de practicar sexo

Muchos tipos de infecciones pueden evitarse con hacer un pis después de practicar sexo. Claro que no es un método 100% seguro, pero no está de más vaciarte un poco por dentro cuando acabes.

El porno no representa el sexo real

Existe el sexo sin penetración 

Sois dos activos. Da igual, podéis pasarlo igual o más bien que otras parejas. Incluso si sois dos pasivos, lo importante es disfrutar en la cama y buscar alternativas.

Experimentar es bueno

Prueba todo lo que quieras, siempre con cabeza y tu salud en mente. Posturas, tríos, etc. Siempre con seguridad, pero no te quedes con las dudas.

Sexo seguro para todos

El sexo seguro es para gays, heteros y todo el mundo, porque las ETS no entienden de orientaciones sexuales. Aquí te la juegas con tu salud, así que no hay excusas que valgan.

Hazte pruebas

Y si tienes una vida sexual activa, no dudes en hacerte pruebas a menudo. Estarás más tranquilo y tus parejas también.