Más de 400 pinturas “perdidas” que representan el sexo gay del pintor británico Duncan Grant han sido descubiertas bajo una cama años después de que desaparecieran por primera vez.

Grant era pintor y diseñador y fue famoso por formar parte del Bloomsbury Group, un grupo de escritores, intelectuales, filósofos y artistas ingleses de principios del siglo XX.

El pintor tuvo numerosas aventuras amorosas con hombres a lo largo de su vida. El economista John Maynard Keynes consideró una vez a Grant como el gran amor de su vida.

El 2 de mayo de 1959, Grant le dio a su amigo Edward Le Bas una carpeta con sus 422 pinturas eróticas, con el mensaje “Estos dibujos son muy privados”. Dentro había una increíble colección de ilustraciones eróticas que mostraban el sexo gay y representaban la fascinación de Grant con la forma masculina y con la sexualidad queer.

Se creía que las pinturas eróticas de Duncan Grant habían sido destruidas. Se pensaba que los dibujos fueron destruidos por la hermana de Le Bas después de su muerte – sin embargo, fueron rescatados y pasados de una persona a otra en el curso de 60 años antes de que finalmente terminaran al cuidado del diseñador de teatro Norman Coates.

Coates decidió entregar la colección al Charleston Trust, que dirige la casa de campo de Grant y Vanessa Bell como un museo dedicado al Grupo Bloomsbury. Las pinturas eróticas fueron creadas en los años 40 y 50 y fueron influenciadas por las tradiciones grecorromanas y las revistas de física contemporáneas, según el Charleston Trust.

Nathaniel Hepburn, director de Charleston, dijo: “No ha habido ningún momento de alegría en 2020 para nadie que se haya presentado en una organización cultural o para muchas personas en el mundo. Pero ciertamente recibir ese correo electrónico, tener esa conversación telefónica y luego ver los dibujos y darse cuenta de lo importante que iban a ser… Fue ciertamente un punto culminante del año.” Y añadió: “Son, creo, una obra que habla de amor. Por supuesto, en un momento en que se hicieron, ese es un amor que era ilegal. Nunca pudo compartir las obras. La forma en que los veamos ahora será muy diferente.”