Facebook
Twitter

Tag Archives: Gay

San Francisco: capital gay del mundo

Parece que todo empezó a fraguarse en la Segunda Guerra Mundial, cuando las autoridades militares enviaban a los soldados sospechosos de homosexualidad a la ciudad para que fueran juzgados por el tribunal que decidiría su futuro en el ejército. Entre 1941 y 1945, alrededor de 10.000 presuntos gays y lesbianas llegaron a San Francisco, y muchos se quedaron a vivir.

Sin embargo, no fue hasta los años 70 cuando la metrópolis californiana se erigió como un referente mundial en la reivindicación de los derechos de los homosexuales. En aquella década fue elegido como concejal el activista Harvey Milk, encarnado en la película de 2008 por Sean Penn, que fue asesinado por el político Dan White el 27 de noviembre de 1978.

Hoy, la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) de San Francisco se concentra en el distrito de Castro. El centro neurálgico de este barrio es la confluencia de la calle Castro con la 18th Street, lugar conocido como “las cuatro esquinas más gays de la Tierra”.

 

Noruega celebra su primera boda gay religiosa

Kjell Frølich Benjaminsen y Erik Skjelnæs llevan 36 años siendo pareja. Y ahora están casados, por la Iglesia, gracias al nuevo lenguaje que la Iglesia Luterana de Noruega ha adoptado en sus ceremonias.

En abril del año pasado, durante la conferencia anual de la Iglesia, los miembros del clero aprobaron la celebración de matrimonios homosexuales pero no se ponían de acuerdo en cómo utilizar el lenguaje para sustituir el “marido” y “mujer” por palabras que reflejaran la neutralidad de género. Al final han tirado por la solución más fácil: no decir ni “marido” ni “mujer“.

Noruega fue el segundo país del mundo en legalizar el matrimonio igualitario civil en 2009, y ahora la congregación luterana del país se une a la de los protestante franceses y a la de los presbiterianos americanos para formalizar también el matrimonio religioso. La norma entró en vigor el miércoles 1 de febrero a las doce de la noche, y un minuto después Kjell y Erik se daban el sí quiero en la parroquia de Eidskog.

Ha sido divertido formar parte de algo tan acogedor. Kjell y Erik representan los valores en los que se basa el matrimonio, la fidelidad y el apoyo mutuo en los días buenos y en los malos“, declaró la pastora Eckbo.

51ea58bbfb2b0266ed762710129587ddfdbf9617fe16540fdd255d9e9743d51b

Historia de la palabra “gay”

La prensa lo muestra sin cursiva y con el plural españolizado: gais. Pero en la radio oímos con más frecuencia la pronunciación guei y gueis, en vez de la correspondiente naturalización fonética gai y gais. Por tanto, este vocablo está librando una lucha interior entre su grafía y su sonido. La Academia decidió que la escritura “gay” marcara la pronunciación en español, pero quién sabe si la costumbre de los hablantes obligará a seguir algún día el trayecto contrario.

El término “gay” tiene su origen lejano en el latín gaudium (gozo), de donde pasó como “gai” al occitano. En español, la voz “gai” derivó en “gayo”, con el significado de “alegre” y “vistoso”. Corominas y Pascual datan esa aparición hacia 1400. Por su parte, Covarrubias (1611) hace equivaler “gayo” con “alegre” y “apacible”; y tiempo después el diccionario castellano de Esteban Terreros y Pando (1787) le añadirá por vez primera al femenino “gaya” la acepción de “mujer pública”. Este sentido lo incorporó también la Academia (en 1852), pero se desvanecería a principios del siglo XX (lo borró del Diccionario en 1939).

Mientras tanto, en las Galias ya se venía usando “gai” como equivalente de “alegre, amigo de los placeres”. Siglos más tarde nombraría asimismo en francés (tal vez por esa desnortada idea de la “vida alegre”) a las prostitutas. Según Gregorio Doval, en los antiguos teatros británicos el galicismo “gay” (alegre) designaba al personaje femenino promiscuo y picante. Y como todos los papeles eran representados por hombres (incluidos los de mujer), se asociaron luego las dos ideas y se fijó su connotación de homosexual.

Por tanto, los términos “gayo” y “gaya” funcionaron en nuestro idioma como espejo de las evoluciones que en inglés y francés afectaron a “gay” y “gai”, excepto en lo que se refiere a la homosexualidad.

El poco uso de esa alternativa en castellano dificultó que se le añadiese la nueva acepción de su palabra hermana; y el español periodístico adoptó “gay” desde el inglés, para dejar en segundo plano “homosexual”.

Su consagración en el Diccionario usual se produjo en 2001, con esta definición: “Gay. Del inglés gay; propiamente ‘alegre’, y este del francés gai, ‘alegre’. Dicho de una persona, especialmente de un hombre: homosexual. ‘Sus mejores amigos son gais”. Sin embargo, el largo recorrido de esta palabra no ha concluido. Quince años después de esa bendición académica, la escribimos en redonda pero todavía la decimos en cursiva.

 

rae

Topicos sobre montar la fiesta gay perfecta

Vamos a repasar 6 de los tópicos más terribles sobre los gays y sus formas de organizar fiestas, que probablemente no sean reales pero que gran parte de la sociedad cree que sí.

1. Los gays son muy sensibles y saben de decoración

Primer error: no esperes que todos los gays del mundo te solucionen tus problemas de decoración, porque no todos saben cómo colocar un mueble o un cuadro. Por mucho que los realities de Divinity nos muestren a un porcentaje sorprendentemente alto de homosexuales decoradores, la proporción no es tan alta, solo que los gays probablemente tengan mucho menos complejos y sean más televisivos, es decir, que no les importe mostrar su forma de trabajar.

2. Los gays son muy pomposos en todo lo que hacen

Error. Horteras hay de todos los géneros y orientaciones sexuales. Sino, piensa en las últimas fiestas hetero a las que has acudido. ¿A que no se parecían mucho a un recepción de Ferrero Rocher con Isabel Presyler? Pues ahí tienes la prueba.

3. Los gays solo van a pinchar divas gays

Vale, esta puede que se acerque un poco a la realidad, pero es que si tenemos que elegir entre los hits de la pachanga más rancia o el último tema de Demi Lovato, pues vamos a tirar por Demi, que necesita pagarse sus cositas. Eso sí, de un tiempo a aquí, la música latina y el colectivo gay han acercado distancias de una forma más que saludable.

4. Que los gays se encarguen de las flores

No. Todos los gays no sabemos de decoración floral, ni de ramos ni de nada parecido. De hecho, es una forma de quitarse el muerto porque a todo el mundo le gustan las flores pero a nadie organizar ni decorar con ellas.

5. En una fiesta gay siempre hay hombres sin camiseta o desnudos

Depende. Si una fiesta está llena de personas libres que saben que no van a ser juzgadas por cada cosa que hagan sí, es posible que terminen sin camiseta o enrollándose libremente con quién quieran. ¡Qué mal! ¡Una fiesta libre y sin ataduras!

6. Las fiestas gays son prohibidas para los heteros

El peor de todos los errores. Si ya es aburrido catalogar una fiesta como “gay”, creer que los heteros no tienen sitio es absurdo. Vete a cualquier fiesta con travestis en Madrid, Barcelona, Valencia y seguro que te encuentras con heteros disfrutando tanto o más que tu, así que sí, la fiesta gay existe y puede que sea la más divertida a la que has ido nunca.

 

consejos-fiesta-gay

Gays en la nueva trilogía de ‘Star Trek’

El personaje de ficción Sulu será gay en la nueva trilogía de Star Trek . Así lo ha aclarado a los medios John Cho, el actor que dará vida al piloto a bordo de la USS Enterprise en la próxima película. De este modo, se convertirá en el primer personaje abiertamente homosexual en la exitosa franquicia de ciencia ficción.

Cho ha elogiado la elección del director Justin Li y el modo de construir la identidad sexual del personaje que ha hecho guionista Simon Pegg: “me gustó el enfoque, consistía en no darle demasiada importancia. Creo que es adonde avanzamos como especie, a no politizar las orientaciones personales”, declaró ante los medios locales.

Pero las opiniones son múltiples, y no todo el mundo está de acuerdo con esta decisión. George Takei, el actor que interpretó a Sulu en la serie original y que declaró su homosexualidad en 2005, dejó claro que él no apoyaba este giro de la serie.

Takei ha confesado que a finales de los sesenta tuvo una conversación privada con Gene Roddenberry, creador de la franquicia. El actor entonces le pidió que tratara la homosexualidad en la serie pero éste se negó y le confesó que la serie estaba en la cuerda floja. La serie se acabó cancelando. Ahora Takei confiesa que no ve sentido que los cambios se produzcan ahora.

Star Trek: Más Allá es una de las películas más esperadas por la audiencia mundial y se proyectará en los cines este verano. El estreno oficial será el 22 de julio, aunque se ha anunciado recientemente que la premiere del film se producirá en la Comic-Con de San Diego el 20 de julio.

Hace tan sólo unos meses se hizo viral el tráiler de la nueva serie, que regresa con un nuevo director y con un viaje de lo más espectacular. Según el clip, la ficción incluirá una nueva tripulación, nuevos villanos, nuevos héroes y nuevos mundos. Además los nuevos capítulos formarán parte del canon y servirán como precuela al resto de entregas de la franquicia.

 

gay_star_treck