Facebook
Twitter

Tag Archives: homosexualidad

La tribu de los Etoro y la homosexualidad

La tribu de los Etoro convive en la isla de Papúa situada en Nueva Guinea. El colectivo está conformado por un total de aproximadamente 400 personas que se dedican en grupo a la caza y a la agricultura. Como cualquier otra tribu cuentan con su sistema de creencias, ritos y prácticas relacionadas con la maduración y el paso a la adultez.

Su cultura presenta una gran riqueza, aunque si por algo se caracterizan los Etoro es por promover las prácticas homosexuales entre los hombres relegando las heterosexuales únicamente a la procreación y a la continuación de la especie.

Esta tribu presenta una concepción sobre la sexualidad algo particular. Entre algunas de sus creencias destaca el significado que le otorgan al semen. Según sus creencias, el semen no es creado literalmente por el propio cuerpo sino que los jóvenes deben ser inseminados por otros hombres de edad adulta para que sean más viriles.

Además, según creen, las mujeres deben recibir el semen de otros hombres en su boca después del parto para que estas puedan producir una leche maternal de calidad para los recién nacidos.

Según los Etoro el semen presenta un importancia vital. Es por eso por lo que los varones de 12 años adquieren una especie de tutor (hombre adulto) con el que deberán vivir de forma conjunta. Este tutor le proporcionará conocimientos acerca de la caza, el cultivo y además le inseminará a diario para que gane vitalidad y vigor.

Estos jóvenes deberán pasar un tiempo aislados con sus hombres adultos en un territorio restringido para las mujeres y al que ellas no pueden acceder. No es hasta los 20 años cuando el joven pasa a ser un hombre adulto como tal. En ese momento, pasan de ser inseminados a ser inseminadores. Para que este joven pase a considerarse adulto todos los hombres maduros deben eyacular de forma simultanea en su boca.

En esta tribu las relaciones heterosexuales se caracterizan por ser realmente poco comunes. De hecho, si se produce algún matrimonio el hombre y la mujer no llegan a convivir bajo el mismo techo. De hecho el marido convive con un joven varón que es con el que practica las relaciones sexuales.

En realidad el papel de la mujer queda muy difuso dentro de esta tribu pues los vínculos afectivos cobran especial protagonismo entre hombres.

 

Los vikingos y la homosexualidad

Ante la necesidad de tener descendencia hacía imposible la convivencia exclusivamente homosexual en la sociedad vikinga. Sin embargo, como en otras culturas antiguas era habitual la práctica de la homosexualidad. Los vikingos no lo consideraban mal, especialmente sí se practicaba de forma activa. Relacionaban el deseo homosexual con la brujería.

Las objeciones a las relaciones homosexuales eran más bien por afectar al estatus o a la independencia más que por cuestiones morales. Con la llegada del cristianismo se produce la tradicional condena de la homosexualidad.

No hay ejemplos notorios de parejas homosexuales en los registros nórdicos; de hecho, la idea de vivir una existencia exclusivamente homosexual es un concepto moderno de la sociedad occidental actual.

En una sociedad, como ésta, donde la procreación era tan importante, las conductas homosexuales eran criticadas solo cuando estos se negaban al matrimonio.

Aunque no estaba bien vista la homosexualidad, tampoco era vista como un tabú, ni nada raro, pues la moralidad vikinga era muy permisiva.

La homosexualidad vikinga como en la mayoría de las culturas antiguas no estaba concebida como en la actualidad, sino era entendida como un binomio activo/pasivo. El homosexual activo era visto desde una posición de dominación, mientras que el pasivo significaba sumisión y resultaba vergonzoso para el vikingo. Así, los vikingos utilizaban los términos “ERGI” o “REGI” para describir al pasivo, llamándole afeminado.

La homosexualidad pasiva estaba mal vista, por ello los vikingos castraban y sodomizaban a los enemigos vencidos. El pensamiento vikingo era que si un hombre se sometiese a otro hombre en asuntos sexuales, haría lo mismo en otras áreas, sería un seguidor en lugar de un jefe o líder, o estaría en un plano inferior al otro. Por tanto, las relaciones homosexuales atañían bien a la independencia o al status de lo que la ética nórdica planteaba.

Ser usado sexualmente por otro hombre era comparado a la cobardía, asociado a la agresión sexual que se practicaba a los enemigos vencidos.

Los vikingos consideraban que la vejez hacía que el hombre fuera hacia la homosexualidad. Hay un proverbio vikingo que dice “todos se hacen homosexuales cuando llegan a la vejez”De esta forma se iba aceptando la homosexualidad una vez que el hombre había formado una familia y se hacía anciano, es decir, una vez que había cumplido con su aportación social de familia e hijos a la sociedad.

Parece ser que existía un cuerpo sacerdotal al servicio de Dios Freyr, que eran homosexuales, pues se vestían y peinaban como las mujeres. Tenían un comportamiento claramente afeminado.

Hay un manuscrito del siglo XIV donde aparece la prostitución masculina de carácter homosexual. Este papel es claro que lo ejercían los esclavos y tenían una consideración social mínima. El pago era por muy poco dinero, pero sí había prostitución homosexual es porque había demanda.

En todos los artículos de sexo hasta ahora publicados, vemos como la homosexualidad masculina está perfectamente documentada. Sin embargo, el lesbianismo no aparece y está claro que existía, pero esta no aparición de la misma se debe a que el único papel sexual que se reservaba a las mujeres era la reproductora.

Aquellos escandinavos que trataran de huir del matrimonio debido a su orientación sexual eran castigados: al hombre que huía del matrimonio se le llamaba FUÐFLOGI (hombre que se aleja de la vagina) y a la mujer que hacía lo propio se le llamaba FLANNFLUGA (mujer que se aleja del pene).

La evidencia de las Sagas muestra que la homosexualidad masculina se trataba de dos formas: no había nada extraño o vergonzoso en mantener relaciones con otro hombre si se cumplía un rol activo. Lo deshonroso era cumplir el rol pasivo.

Los mitos y leyendas vikingas de la Alta Edad Media (periodo pagano) sugieren que los Dioses y héroes nórdicos solían mantener relaciones homosexuales, lo que podría indicar que la Escandinavia vikinga precristiana podía ser más tolerante.

En la legislación pre-cristiana no hay ninguna ley que prohíba o permita la homosexualidad, pero se menciona indirectamente numerosas veces en las leyes contra las ofensas e insultos.

Por ejemplo, en el código legal Grágás hay tres términos graves cuando se llama afeminado, que dan lugar a una demanda cuando son dichos a un hombre, o si es usado sexualmente por otro hombre, entonces el perjudicado puede entablar una demanda por términos de abuso, e incluso tiene la posibilidad de vengarse en combate por esas palabras empleadas contra él.

También se menciona que aquellos que intentaban evitar el matrimonio eran penalizados por la ley.

Las Sagas son relatos épicos, en donde es frecuente la aparición de prácticas homosexuales. En la saga GRETTLA, hay un poema GRETTISFÆRSLA, relata que ha tenido relaciones sexuales con”doncellas y viudas, las esposas de todo el mundo, los hijos de los agricultores, deanes y cortesanos, abades y abadesas, vacas y terneros, en verdad con casi todas las criaturas vivientes”.

En la saga sturlunga Gudmund rapta a un hombre y a su esposa y planea violar tanto a la mujer como al hombre como un medio de humillación.

En el manuscrito de sagas Mooruvallabok, que es del siglo XIV, se menciona el término argaskattr, lo que parece significar a la prostitución masculina.

Como podemos comprobar, la libertad sexual en el mundo vikingo era muy amplia pero esta va cambiando en la misma medida que el papel de la Iglesia se introduce en ella, produciendo unas restricciones parecidas al resto de la Europa cristiana.

 

Los hermanos pequeños y la homosexualidad

Algunas corrientes de la Psicología recogen cómo el orden del nacimiento influye en algunos aspectos de la personalidad o del carácter. Incluso, estudios científicos han obtenido resultados acerca de cómo este hecho interfiere en la salud, la estructura del cerebro e, incluso, en la inteligencia. Ahora, la ciencia avala este efecto en relación a la orientación sexual, a través de un descubrimiento publicado por la prestigiosa revista “Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America”.

Si bien el número de hermanos mayores se había relacionado con anterioridad con la orientación sexual, la ciencia no había logrado explicar este fenómeno hasta ahora: en el artículo se detalla cómo el nivel de determinados anticuerpos en el sistema inmune de la madre podría desempeñar un papel en la orientación sexual de los hijos varones.

En concreto, se trata de una proteína que se dirige al cromosoma Y del embrión durante el embarazo. Según los investigadores, algunas madres desarrollan anticuerpos contra esta proteína, esencial en el desarrollo del cerebro masculino, un efecto que sucede cada vez con mayor probabilidad con cada gestación masculina, alterando las estructuras cerebrales subyacentes a la orientación sexual en sus hijos.

Es decir, cuantos más hijos varones tenga una mujer, más probabilidad hay de que los últimos sean homosexuales. O, lo que es lo mismo, la probabilidad de que nazca un hijo homosexual aumenta con el número de gestaciones.

Los investigadores, pertenecientes a diversas universidades canadienses, partieron de una observación inicial: la de que los hombres gays tienen más hermanos mayores que los hombres heterosexuales. Y desarrollaron la hipótesis de que el sistema inmunológico de la madre está implicado en este hecho.

Para el estudio, se desarrollaron ensayos inmunológicos dirigidos a dos proteínas ligadas al cromosoma Y, que es el que determina el sexo masculino en el embrión y da forma al cerebro masculino. Esta proteína es esencial en el desarrollo cerebral. Concretamente: protocadrina 11 ligada a Y (PCDH11Y) y neuroligina 4 ligada a Y (NLGN4Y).

Posteriormente, se analizó el plasma de diversas mujeres, aproximadamente la mitad de las cuales tenía un hijo homosexual, junto con un grupo control (mujeres con hijos heterosexuales o sin hijos varones) para detectar anticuerpos específicos de proteínas masculinas.

Los resultados indicaron que las madres de hijos homosexuales, particularmente las que tenían más hijos mayores, tenían niveles significativamente más altos de NLGN4Y que el resto de madres con hijos heterosexuales o sin hijos varones.

Por tanto, los resultados sugieren una asociación entre la respuesta inmune materna a NLGN4Y y la orientación sexual posterior en la descendencia masculina.

 

¿Tenemos un radar natural para detectar la homosexualidad?

Curiosa pregunta, y curioso también saber que ese es un tema que ha atraído recientemente el interés de los investigadores en ciencias sociales.

El ‘Gaydar’, como se lo ha denominado en los estudios de sensibilidad en la percepción, se refiere a la capacidad para identificar la orientación sexual de una persona basándose en pistas visuales, auditivas y olfativas, y se ha planteado que podría guardar relación con la identificación de posibles parejas sexuales.

Sin embargo, se sabe poco sobre el papel que sobre esa evaluación juegan aspectos como la orientación sexual del que juzga o su interés en el sexo en ese momento.Indagar en estos temas fue el objetivo de una investigación publicada en Archives of Sexual Behavior (2014).

En el primer experimento participaron mujeres heterosexuales y homosexuales que debían valorar la orientación sexual de hombres y mujeres de ambas orientaciones. Lo que encontraron fue que, en general, la precisión con la que se realizaron los juicios sobre homosexualidad y heterosexualidad fue mayor que la esperada por azar.

Además, las caras de las mujeres fueron mejor ‘etiquetadas’ que las de los hombres, y las mujeres homosexuales mostraron más sesgo positivo en la evaluación de la homosexualidad de las personas de las fotos.

En un segundo experimento, Minna Lyons y su equipo de la University of Central Lancashire, contaron con 100 mujeres heterosexuales y 20 mujeres homosexuales para que valorasen la masculinidad o feminidad de los estímulos. Los resultados mostraron que todas las mujeres, independientemente de su propia orientación sexual, evaluaron a las chicas heterosexuales como más femeninas y menos masculinas que a las homosexuales, y percibieron como más femeninos y menos masculinos a hombres gays que a heterosexuales.

Parece que contamos con un potente sistema perceptivo para categorías sociales, aunque aún quede mucho por estudiar acerca de cómo ha evolucionado esta habilidad o cuáles son sus fines últimos.

En cualquier caso, tener unas buenas capacidades de percepción es deseable si pueden ayudarnos a resolver situaciones cotidianas importantes y a ajustar mejor nuestro comportamiento, sin que ello sirva para justificar ningún tipo de discriminación.

 

slide-unobrain

“Legalize Love”, nueva campaña mundial de Google a favor de los homosexuales

“Legalize Love” es la nueva campaña de la empresa tecnológica Google en favor de los derechos de los homosexuales. La iniciativa comenzó a rodar en Singapur y Polonia y se espera que ésta campaña se extienda a todos los países en los que Google cuente con oficinas.

chicos contacto chicos, sexo gay real, sexo gay telefónico, contactos gays, linea erotica gay, encuentros gays, sexo gay

Mark Palmer-Engecumbe, ejecutivo de Google, durante la Cumbre Mundial LGBT explicó con éstas palabras los motivos del lanzamiento de Legalize Love . “Queremos que nuestros empleados gays tengan la misma experiencia tanto dentro como fuera de la oficia” y  “El país busca convertirse en un centro financiero mundial y nosotros podemos darles una mano ya que ser un centro global significa tratar a las personas por igual, respetando su orientación sexual” recalcando así  la importancia para Singapur de cambiar sus leyes en contra de la homosexualidad.

Legalize Love no es la primera campaña que Google lanza en favor de los derechos de gays y lesbianas prueba de ello fue el doodle publicado en San Valentín en el que se hacía un guiño a dicho colectivo.  Iniciativas como Legalize Love aunan esfuerzos para la lucha de la discriminación que todavía existen en muchos países en los cuales la homosexualidad es un delito.

@ChicosContacto