Facebook
Twitter

Tag Archives: Sexo

Consejos para tener sexo en el agua

Todos fantaseamos con tener sexo en el agua, no es para menos, las zambullidas nos hacen creer que el sexo fue inventado para hacerse bajo el agua: en una alberca, en un jacuzzi o un océano turquesa, todo fluye, resbala y se encamina como es debido.

Es cierto: el agua relaja, descongestiona, refresca y revitaliza. El sexo en el agua constituye, sin duda alguna, uno de los mayores placeres sexuales para muchos de nosotros. El preservativo debe ponerse cuando el pene está completamente erecto y antes de entrar en contacto con el agua. De no ser así podría romperse, además de que ponerlo dentro del agua es realmente difícil.
Consejos:

Lubricación 

Si crees que el agua ayuda en este proceso, en algunos casos no ocurre.  Lo mejor es utilizar un lubricante de silicona (que no es soluble en agua) ya que permitirá que la penetración sea cómoda para ambos.

Sexo en la piscina 

Debes tener cuidado con el cloro del agua ya que puede provocar diversas infecciones. Evítalas tomando una ducha inmediatamente después de salir de la alberca.

Sexo en la ducha

La ducha es una excelente opción para tener sexo de pie, ya que de este modo ambos disfrutan el placer de mojarse sin que haya posibilidad de que entre exceso de agua en la zona genital. Lo ideal es tener algún apoyo para que ambos se sostengan y  contar con un tapete antiderrapante para evitar cualquier accidente.

Sexo en el mar

El agua salada y la arena pueden provocar irritación e infecciones en la piel. Lo más recomendable es tener relaciones en la playa, colocando una toalla o manta que les proteja sus zonas íntimas de la arena.

Uno de los mejores consejos sexuales sigue siendo recordar que el camino es mucho más interesante que la meta.

Los heterosexuales son los que más gozan con el porno gay

Si nos ponemos analizar estadísticas, veremos que teníamos una visión muy equivocada sobre las preferencias pornográficas de los hombres heterosexuales. Los hombres no siempre quieren ver escenas XXX dónde una pareja convencional mantiene relaciones sexuales sin más, ellos buscan contenido diferente de calidad con temáticas muy diversas a las que podríamos imaginar.

Gran parte de la población acepta haber visto alguna vez vídeos porno gayTodos los seres humanos somos curiosos por naturaleza y actuamos por impulsos, eso significa que todo aquello prohibido siempre nos ha llamado más la atención. Es muy probable que alguna vez en la vida hayamos recurrido al porno para conseguir un máximo nivel de excitación, o porque queremos satisfacer nuestras necesidades sexuales de alguna forma o porque nos apetece curiosear sobre un tema que actualmente aún se considera como un tabú. Sea por el motivo que sea, esto no es una ciencia matemática donde dos más dos son cuatro, aquí no hay nada exacto y para gustos colores. Con eso nos referimos a que no es pecado que un hombre con pareja sienta excitación mirando porno gay. y tampoco significa eso, que en realidad, sea un gay frustrado que no ha salido del armario. Los hombres heterosexuales pueden tener gustos o preferencias pornográficas distintas a las habituales sin necesidad de cambiar su orientación sexual. Simplemente que a veces para llegar al orgasmo, es necesario salir de lo convencional buscando otras perversiones o tendencias sexuales no habituales.

En definitiva, que te guste mirar sexo gay no implica que seas homosexual. El porno en general está hecho para dar placer aquellos que lo consumen, sin tabúes ni remordimientos. Se puede tener unos gustos a la hora de consumir porno pero luego no necesariamente tienes que tener sexo con un gay. El hombre heterosexual, busca inhibirse en una nueva experiencia y buscar su máximo grado de excitación mirando vídeos, imágenes o contenido gay sin serlo. Lo único que pretende es cubrir sus necesidades buscando el placer fuera de lo normal y convencional.

Dilatar el ano para una buena penetración

Te damos una serie de consejos para ayudarte en ese proceso de dilatación.

Antes de llegar a los preliminares en el encuentro sexual, puede existir una fase previa en la que puedes ayudar a que la situación se caliente. Imaginémonos la situación: eres un activo que entra en ChicosContactoChicos buscando un pasivo para una noche de sexo. Encuentras a uno que te atrae y parece que hay química. Puedes escribirle diciéndole las cosas que te gustaría hacerle o comentándole las ganas que tienes de hacérselas o diciendo que tu pene se muere por estar dentro de él. Ese tipo de mensajes y juegos previos harán que el pasivo se prepare para la acción, y ponerlo a tono antes del encuentro ayudará a que abra su mente y su culo.

Los preliminares, ahora sí

No todo es llegar y penetrar. Antes tendrá que haber halagos, besos, caricias… a un pasivo le gustan más cosas que se la metan y ya. Hay determinadas prácticas que ayudan a la dilatación anal, como hacer un beso negro o introducir uno o varios dedos en el ano del pasivo, para que se vaya aclimatando y preparando para lo que vendrá a continuación. Si no te gustan estas prácticas, quizás deberías hacértelo mirar. No hay nada más excitante en ese momento que ver que tu lengua hace que se retuerza y gima. Esa excitación contribuirá a la relajación de los músculos de la zona, y la relajación es imprescindible para una buena dilatación anal.

Lubricación, por favor

Te lo decíamos al principio: el ano no se lubrica solo de manera natural y va a necesitar ayuda externa. Hay quien considera que un poco de saliva y los resultados del beso negro son suficiente lubricación, pero no siempre es así. Te recomendamos siempre utilizar algún lubricante con base de agua. Las marcas ya las conoces. Aplicar el lubricante es parte del sexo gay: échale o échate lubricante de manera sensual, con suavidad… que esa aplicación sea la continuación del encuentro, el paso que hay entre el beso negro y la penetración propiamente dicha.

Los dedos

En ese de la lubricación es fundamental meterle o meterle un dedo (o más). Puedes empezar poniendo bastante lubricante en el dedo índice, aplicarlo en el ano y alrededores y meterlo. El pasivo tiene que relajarse para que poco a poco el dedo penetre en su ano. Una vez dentro, hay que realizar movimientos circulares lentos y ayudar a la relajación y dilatación de la zona. Aplicad más lubricante y seguid abriendo el camino.

El momento de la verdad

Si todo ha ido bien hasta ahora los músculos del ano estarán ya relajados para que la penetración pueda producirse sin dolor. Si el pasivo está nervioso o tenso, pídele que se relaje y ve con mucha suavidad y cuidado. Si veis que el ano no está lo suficientemente dilatado, lo mejor será tomárselo con calma y no forzar una penetración brusca y dolorosa. Relax, besos, caricias y exploración anal… hasta que llegue la penetración. Buscad la posición más fácil para los dos: algunos prefieren a cuatro patas, otros de lado, pero la posición menos agresiva para el pasivo es que él se siente sobre el pene del activo y pueda controlar en todo momento la penetración. La penetración tiene que ser gradual para que el ano vaya adaptándose y esa sensación de incomodidad o dolor se transforme en placer.

Cosas que igual no sabías del sexo gay

Te contamos unas cuantas cosas sobre el sexo que puede que nadie te haya contado:

La primera vez casi siempre es muy rara

No es un momento cualquiera, pero tampoco esperes la mejor aventura de tu vida. Muchas primeras veces están llenas de tropiezos, momentos poco sexys y un poquito de vergüenza. No te estreses.

Masturbarse es bueno y saludable

Quizá ya no formas parte de la generación que escuchaba “si te masturbas te quedarás ciego” pero te tranquilizamos igual: el amor propio es muy sano y saludable, así que no dudes en hacerlo siempre que te apetezca.

Haz pis después de practicar sexo

Muchos tipos de infecciones pueden evitarse con hacer un pis después de practicar sexo. Claro que no es un método 100% seguro, pero no está de más vaciarte un poco por dentro cuando acabes.

El porno no representa el sexo real

Existe el sexo sin penetración 

Sois dos activos. Da igual, podéis pasarlo igual o más bien que otras parejas. Incluso si sois dos pasivos, lo importante es disfrutar en la cama y buscar alternativas.

Experimentar es bueno

Prueba todo lo que quieras, siempre con cabeza y tu salud en mente. Posturas, tríos, etc. Siempre con seguridad, pero no te quedes con las dudas.

Sexo seguro para todos

El sexo seguro es para gays, heteros y todo el mundo, porque las ETS no entienden de orientaciones sexuales. Aquí te la juegas con tu salud, así que no hay excusas que valgan.

Hazte pruebas

Y si tienes una vida sexual activa, no dudes en hacerte pruebas a menudo. Estarás más tranquilo y tus parejas también.

La masturbación estimula el sistema inmunológico

Los orgasmos son un fenómeno humano muy común. Como resultado, se han investigado con frecuencia los beneficios para la salud física y mental y, sin embargo, todavía queda mucho por aprender sobre cómo reaccionan nuestros cuerpos y cerebros a los químicos y las hormonas liberadas durante y después de experimentar este tipo de liberación sexual.

La masturbación provoca una oleada de dopamina, que es un químico asociado con nuestra capacidad de sentir placer. Junto con la avalancha de dopamina que se libera durante un orgasmo, también hay una liberación de una hormona llamada oxitocina, que comúnmente se conoce como la “hormona del amor”.

Esta mezcla de productos químicos hace más que solo mejorar nuestro estado de ánimo, también puede desempeñar un papel clave para disminuir el estrés y promover la relajación. La oxitocina disminuye el cortisol, que es una hormona del estrés que generalmente está presente (en grandes volúmenes) durante los momentos de ansiedad, miedo, pánico o angustia.

Al aumentar los niveles de oxitocina y dopamina y posteriormente disminuir nuestros niveles de cortisol, el cerebro se coloca en un estado más relajado, eufórico y tranquilo.

¿Cómo se traducen esos efectos en el cerebro al alcanzar el orgasmo para impulsar nuestro sistema inmunológico y hacer que nuestro cuerpo sea más saludable?

El aumento de la oxitocina y la dopamina que causa una disminución en los niveles de cortisol puede ayudar a estimular nuestro sistema inmunológico porque el cortisol (conocido por ser una hormona inductora de estrés) en realidad ayuda a mantener su sistema inmunológico si se libera en pequeñas dosis.

Según la especialista en terapia hormonal, Jennifer Landa, la masturbación puede producir el tipo de ambiente adecuado para que un sistema inmunológico fortalecido prospere.

Un estudio realizado por el Departamento de Psicología Médica de la Clínica Universitaria de Essen (en Alemania) mostró resultados similares. Se pidió a un grupo de 11 voluntarios que participaran en un estudio que analizaría los efectos del orgasmo a través de la masturbación en el recuento de glóbulos blancos y el sistema inmunitario.

Durante este experimento, se analizó el recuento de glóbulos blancos de cada participante a través de medidas que se tomaron 5 minutos antes y 45 minutos después de alcanzar un orgasmo autoinducido.

Los resultados confirmaron que la excitación sexual y el orgasmo aumentaron la cantidad de glóbulos blancos, particularmente las células asesinas naturales que ayudan a combatir las infecciones.

Los hallazgos confirman que nuestro sistema inmunitario se ve afectado positivamente por la excitación sexual y el orgasmo autoinducido y promueven aún más investigaciones sobre los impactos positivos de la excitación sexual y el orgasmo.

Los beneficios de la masturbación se han debatido durante mucho tiempo, pero mientras más investigación se realiza sobre el tema, más entendemos que hay muchas reacciones positivas que ocurren en nuestros cuerpos y cerebros cuando tenemos un orgasmo.

Los orgasmos pueden ayudar a prevenir o mitigar el dolor, lo que estimula el sistema inmunitario y previene los síntomas del resfriado y la gripe.

Según el neurólogo y especialista en dolor de cabeza Stefan Evers, aproximadamente uno de cada tres pacientes experimenta alivio de los ataques de migraña al experimentar actividad sexual u orgasmo. Evers y su equipo realizaron un experimento con 800 pacientes con migraña y 200 pacientes que sufrieron dolores de cabeza en racimo para ver cómo sus experiencias con la actividad sexual afectaban sus niveles de dolor.

El estudio mostró que el 60% de las personas con migraña experimentaron alivio del dolor después de participar en una actividad sexual que resultó en el orgasmo. De los que sufren de cefalea en racimos, alrededor del 50% dijo que sus dolores de cabeza en realidad empeoraron después de la excitación sexual y el orgasmo.

Evers sugirió en sus hallazgos que las personas que no experimentaron alivio del dolor de las migrañas o dolores de cabeza durante su actividad sexual no liberaron cantidades tan grandes de endorfinas como las que sí experimentaron alivio del dolor.

Según el reumatólogo, Harris McIlwain, las personas que sufren de dolor crónico tienen sistemas inmunes que simplemente no funcionan a plena capacidad, por lo tanto, aliviar el dolor (a través del orgasmo, por ejemplo) puede ayudar a estimular el sistema inmunológico.

Los orgasmos también pueden promover la relajación y hacer que sea más fácil conciliar el sueño. La serotonina, la oxitocina y la noradrenalina son hormonas que se liberan durante la excitación sexual y el orgasmo, y las tres son conocidas por contrarrestar las hormonas del estrés y promover la relajación, lo que hace que sea mucho más fácil conciliar el sueño.

Hay varios estudios que muestran que la serotonina y la noradrenalina ayudan a nuestro cuerpo a realizar ciclos REM y ciclos de sueño no REM profundos. Durante estos ciclos de sueño, el sistema inmunitario libera proteínas llamadas citoquinas, que atacan la infección y la inflamación. Esta es una parte crítica de nuestra respuesta inmune. Las citocinas se producen y liberan en todo nuestro cuerpo mientras dormimos, lo que demuestra la importancia de un buen horario de sueño para un sistema inmunológico saludable.

El sistema inmune es una red equilibrada de células y órganos que trabajan juntos para defenderse contra infecciones y enfermedades al detener la entrada de amenazas como bacterias y virus en su sistema. Si bien hay muchas cosas que debemos hacer para mantener nuestro sistema inmunológico funcionando a niveles óptimos, la masturbación (u otros medios para alcanzar el orgasmo) ha demostrado tener efectos positivos en el sistema inmunológico en su conjunto.

Así como los malos hábitos (como un horario de sueño inconsistente o productos químicos nocivos en su cuerpo) pueden ralentizar su sistema inmunológico, los hábitos positivos (como un horario de sueño saludable y una vida sexual activa) pueden ayudar a fortalecer su sistema inmunológico.